6 remedios caseros fabulosos a base de penca de sábila

De la penca de sábila podemos aprovecharlo todo, menos las espinas y el gel amarillento que recubre el cristal.

La penca de sábila puede aprovecharse fácilmente de diversas maneras. Con ella se preparan desde mascarillas para el cabello hasta bebidas hidratantes.

Muchas personas consideran que en todos los hogares del mundo debería haber al menos una planta de aloe vera. No solo porque es muy fácil de mantener, sino porque puede resultar útil en distintos ámbitos.

Desde hace siglos, esta planta se ha empleado en diversas cuestiones, aunque hoy en día lo más común es encontrarla como ingrediente principal en distintos productos cosméticos, para el cuidado de la piel.

La sábila (aloe vera), una planta muy útil

Las antiguas civilizaciones ya usaban esta planta: egipcios, griegos y romanos conocían las propiedades curativas del aloe vera. La variedad que más utilizamos es la del aloebarbansis miller ya que hay múltiples variedades, unas 250, de esta.

Con el tiempo, su uso se fue expandiendo desde los climas desérticos en los que es originaria hasta cualquiera en el que pueda sobrevivir. Puede cultivarse en casa, necesitando para ello de un buen recipiente de barro, y gozar de temperaturas superiores a 10 grados y ambientes secos.

Conocida por sus hojas carnosas y gruesas de color verde y con espinas, el gel de sábila se puede extraer cortando una de sus hojas de forma transversal. Los diversos componentes químicos de esta planta, como  la aloina el mucílago o los fitosteroles, hacen de ella un cultivo muy interesante.

La penca de sábila se puede aprovechar de diversas maneras para mejorar el aspecto de la melena o bien, mantenerlo. Para obtener el cristal, debes:

Corta por la base una de las  hojas. Mejor si es de las que está más cerca de la tierra y por fuera de la planta. Escoge las que tengan mejor aspecto para ello.

  • Lávalo bien bajo el chorro de agua y quita con cuidado las espinas de los laterales.
  • Luego corta de forma transversal y con una cuchara retirar el gel del interior.
  • Este producto se puede colocar en un recipiente o frasco y guardar unos días (máximo 15) en el frigorífico.
  • Otra opción para aprovechar los nutrientes de la penca de sábila es elaborar un: zumo
  • Para ello se emplea toda la hoja, a excepción de las espinas y de la savia amarilla.
  • El resto se pica en trozos pequeños y se pasa por el vaso de la licuadora junto con 1 litro de agua.
  • Su recomienda consumirlo recién hecho, aunque puedes conservarlo un par de días en el frigorífico.

Recetas caseras con penca de sábila

usados en la elaboración de varios productos de . belleza En casa, lo puedes aprovechar de las siguientes maneras.

1. Limonada de sábila

Para disfrutar de una bebida refrescante y fuera de lo común, puedes utilizar una penca de sábila para preparar la siguiente limonada.

Ingredientes

  • 1 penca de sábila.
  • Zumo de limón (al gusto).
  • Agua (cantidad necesaria).
  • Opcional: miel. 

Preparación

  • Toma la penca de sábila, ábrela y límpiala como te comentamos anteriormente.
  • Una vez tengas el gel listo para usar, colócalo en la licuadora junto con el agua.
  • Exprime el zumo de limón sobre el vaso de la licuadora.
  • Tapa y procesa durante 1 minuto para integrarlo todo.
  • Prueba y, si lo deseas, añade un toque de miel para endulzar un poco la limonada.
  • Sirve y consu

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *